Historia

En el año 1951 llegó a Lima el Padre José Mauermann (proveniente de su servicio sacerdotal en la China), que estando en la Parroquia San Felipe debía estar al servicio de la Comunidad china. Como este proyecto no resultó, decidió fundar una comunidad de habla alemana. Con el Sr. Urdanivia, esposo de la Sra. Helga von Schalburg, fue con su Oldmobil a través de Lima a buscar diferentes direcciones que había recibido de personas conocidas, para tomar contacto con los católicos de habla alemana. De esta manera, poco a poco se reunió una comunidad.

Mientras no hubo un templo propio, la misa en idioma alemán se celebró a las 10.30 am en la Capilla del Colegio“La Reparación”.

Luego se buscó un terreno para la construcción de una iglesia, que se encontró en la Av. Dos de Mayo. Las dueñas de este terreno, dos ancianas de apellido Gandolfo, vivían a espaldas del terreno. El Padre Mauermann les preguntó si el terreno estaba en venta y cuál sería el precio. Después de una respuesta positiva se envió una carta a Bonn, donde se aceptó el proyecto y también se pagó por el terreno.

Entonces el Padre Mauermann propuso fundar un Consejo Parroquial que se debía preocupar de la construcción: El Sr. Saredi construyó la casa parroquial y de la Iglesia se encargó el Sr. Tschedschel. Miembros del primer Consejo Parroquial fueron la Sra. Schmitz, el Sr. y la Sra. Urdanivia, así como el Sr. Kiko Cornejo. Helga von Schalburg fue la primera secretaria y el Sr. Wolf se encargó de la contabilidad.

Ahora se podía iniciar la construcción. Ayudaron muchos alemanes, también no-católicos. El Sr. Moll y el Sr. Freitag, así como el Sr. Bachmann, donaron dinero, ladrillos y aluminio. La anciana Sra. Stahl vendió una casa y donó el dinero para la construcción de la iglesia. Todos dieron lo que podían.

Cuando se terminó la casa parroquial, la caja estaba vacía. El Padre Mauermann ahorró cada centavo, hasta en la comida. Por lo pronto, cada primer viernes del mes el comedor fue transformado en un ambiente eclesial y la mesa sirvió de altar.

04

Un representante del Secretariado para Comunidades Alemanas en el extranjero llegó desde Bonn para la colocación de la primera piedra. Fue el Sr. Prelado Wittenau que trajo un cheque por el valor de US$ 5.000 . A esta celebración también fueron invitados representantes de la Comunidad Evangélica-Luterana y de la Comunidad Judía, así como el Obispo auxiliar de Lima, Mario Cornejo.

Más tarde y bajo la dirección de Mater Angelase fundó un coro, que ensayó todos los lunes de 8.00 a 10.00 pm.

Después de la jubilación del Padre Mauermann fueron párrocos de San José: el P. Wesselmann (2 años), Heinrich Rosner (4 años), BernhardHombach, WilfridWoitschek, Carlos Pfeiffer (3 años), Wolfgang Klock (14 años), Bernhard Schneider y ahora Tiberiu Szeles.